julio 16, 2011

Protestas sociales en Chile 2011.

Los sociólogos americanos Talcon Parson y Robert Merton, creadores del "funcionalismo estructural", entre los muchos aportes que hicieron en Sociología está el haber establecido la relación existente entre Cultura, Estructura Social y Anomía.

Merton define cultura como "el cuerpo organizado de valores normativos que gobiernan la conducta que es común a los individuos de determinada sociedad o grupo", y la estructura social "como el cuerpo organizado de relaciones sociales que mantienen entre sí diversamente los individuos de la sociedad o grupo.
Según estos autores, la anomia "se produce cuando hay una disyunción aguda entre las normas y los objetivos culturales y las capacidades que la estructura social entrega a los individuos del grupo para obrar de acuerdo con aquéllos". Esto significa que ciertas personas no pueden actuar de acuerdos a los valores normativos establecidos en la sociedad, debido a la posición que ocupan en ella, y por ende a las posibilidades que de ésta obtienen. La cultura exige determinado tipo de conducta que la estructura social no permite lograr.

Hoy en nuestra sociedad de consumo se da la mayor importancia al éxito material, todos deben luchar por alcanzar el máximo bienestar económico para lograr satisfacer sus ilimitadas necesidades. Pero resulta que debido a como está estructurada nuestra sociedad, la mayoría no puede acceder a ese modelo de "éxito"con los medios que puede obtener de la sociedad. Esta situación lleva a muchos individuos a buscar "medios desviados" para acceder a este éxito. Ejemplo, los traficantes en las poblaciones, la prostitución, la delincuencia, etc., quienes recurren a medios desviados e ilegales para alcanzar lo que culturalmente la sociedad promueve. Si bien es cierto esto no justifica plenamente la delincuencia, si es innegable que en muchos casos está en la base de ello, ya que el espacio que queda para buscar alternativas viables y aceptadas es muy reducido o inexistente en muchos casos.

La apatía, la anomía, las conductas desintegradoras de la sociedad, se producen porque ésta no entrega los medios adecuados a todos individuos para lograr las metas que esa sociedad ha consensuado como necesarias para su desarrollo integral.

En Chile hoy se percibe claramente que el país tiene un innegable desarrollo económico, alcanzando un PIB per cápita de 15.000 dolares,  pero dicho desarrollo no llega a toda la sociedad, más bien llega a un grupo reducido de ésta, dejando al 70 u 80 % restante excluido de este nivel de desarrollo. La reiteración en el  tiempo de estos niveles de desigualdad está provocando un gran descontento social, con los estallidos sociales que estamos viendo en la actualidad, y que dan cuenta del rechazo de estas mayorías hacia las élites políticas y económicas, porque del desarrollo económico no les llega casi nada, no lo ven en su realidad cotidiana.

Nuestra sociedad produce riqueza y tiene consensuada las metas y valores que son deseables de promover, sin embargo no entrega las mismas oportunidades a todos sus integrantes para lograrlo. La cancha está aún muy dispareja, y mientras no hayan cambios significativos para resolver estas inequidades será muy difícil que los movimientos sociales se detengan. El actual gobierno llegó al poder con el discurso o la promesa de ser el gobierno de las oportunidades, sin embargo éstas no se ven por ningún lado (obviamente no es un gobierno de oportunidades el que muestra como su logro el haber logrado 400 mil empleos, de los cuales el 80 % es precario, por ser inestable, de muy baja productividad y bajo salario.)

El gobierno actual debe dar un giro en su conducción política, ya que hasta ahora, al parecer, no le ha dado resultado el gobernar sin buscar los consensos necesarios con las fuerzas políticas, lo cual es la esencia de la política, negociar con todos los actores políticos, y es ahí donde se necesitan líderes capaces de lograrlo.

No hay comentarios.:

El conocer en la experiencia.

Las experiencias, buenas o malas, nos entregan recursos mentales, los que, bien utilizados, nos sirven para hacer frente a las dificultades ...