julio 11, 2020

El conocer en la experiencia.

Las experiencias, buenas o malas, nos entregan recursos mentales, los que, bien utilizados, nos sirven para hacer frente a las dificultades a que estamos expuestos en nuestro devenir. Sin embargo, para conocer la realidad, debemos tener claro las limitaciones que tiene el instrumento que utilizamos para su acceso: el conocer. 

"En el proceso de hacer experiencia, el conocimiento que se tenga sobre la realidad será determinante para la calidad de la experiencia lograda. Conocer la realidad es, para el ser humano, un proceso complejo que requiere de concepciones elaboradas,  como las que se generan en el pensar crítico y científico, el complejo y el misterio. Pero, además de la dificultad derivada de la aplicación correcta a la realidad de una forma determinada de conocimiento, existe algo que complica la tarea incluso más allá de las dificultades propias de la realidad misma y de los distintos modos de conocimiento. Son las limitaciones que provienen de nuestro instrumento: limitaciones inconscientes, cognitivas y afectivas.

La mente con la que contamos es fruto de una historia de experiencias que determinan la forma de percibir la realidad, y esta influencia del pasado distorsiona la percepción objetiva. Por otro lado, la mente, en su afán de evitar el dolor, usa mecanismos defensivos que también distorsionan la percepción de la realidad y el pensamiento.

Conocer una nueva realidad es abrirse a una perspectiva diferente a la que ya se posee. Una idea nueva, un concepto diferente, cuestiona nuestras convicciones, la forma de mirar las cosas y la vida que nos ha sostenido hasta ese momento. Exige abandonar lo que se tenía, a lo que se estaba aferrado. En cierto sentido, conocer es psíquicamente doloroso. Por otro lado, requiere esfuerzo y capacidades ad hoc al problema. El dolor, el esfuerzo y las capacidades que exige conocer conducen a evitaciones, pereza y errores, todo lo cual se traduce en sesgos y falacias. De allí que, si queremos entender en qué consiste hacer experiencia en la dimensión del conocer, no solo debemos considerar las distintas formas de pensamiento. Debemos entender, además, cuáles son y en qué consisten las falacias y sesgos del inconsciente y las falacias y sesgos cognitivos y afectivos frente a la toma de decisiones al azar y las probabilidades."

* Texto citado de "Felicidad sólida"  2019, R. Capponi. pag. 408.

No hay comentarios.:

El conocer en la experiencia.

Las experiencias, buenas o malas, nos entregan recursos mentales, los que, bien utilizados, nos sirven para hacer frente a las dificultades ...